“Muy grave” la situación de las cárceles en Venezuela

Imagen

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) calificó como “muy grave” la situación de las cárceles de Venezuela por la violencia, el hacinamiento y las muertes que ocurren en ellas.

Así lo manifestó el comisionado y relator especial para Venezuela de la CIDH, en una audiencia de este organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la situación de los presos en Venezuela.

González definió la situación como “muy grave por la cantidad de muertos en prisiones” y aseguró que se ve “agravada” por tratarse de centros para los cuales el Gobierno venezolano ha adoptado medidas preventivas.

Según explicó en la sesión una de las peticionarias, la coordinadora judicial del Observatorio Venezolano de Prisiones, 509 personas murieron en cárceles de Venezuela en 2013, diez de las cuales eran enfermos de sida y tuberculosis y fallecieron por “no recibir la atención debida”.

“En ningún país del hemisferio (…) mueren tantos presos como en Venezuela”, coordinador general del Observatorio Venezolano de Prisiones, otra de las organizaciones peticionarias.

La comisionada consideró “inaceptable” la muerte de presos por sida y recordó que “el Estado tiene la responsabilidad sobre la salud de los presos”.

El comisionado y relator para las personas privadas de libertad, destacó que, pese al aumento a 25.000 plazas en las cárceles venezolanas, “todavía hay un desafío grande” en este aspecto, ya que se calcula que hay unos 53.000 presos, más del doble de las plazas disponibles.

Tanto González como Cavallaro destacaron que sería “un paso muy importante” que una delegación de la CIDH visitara las cárceles venezolanas.

González también se interesó por la situación del líder opositor Leopoldo López, preso en la cárcel militar de Ramo Verde, después de la denuncia realizada por las organizaciones peticionarias durante su intervención ante la CIDH de que se encuentra en “aislamiento total” y que únicamente recibe visitas de su esposa y familiares.

Sin embargo, el representante del Gobierno venezolano, agente del Estado para Derechos Humanos, no dio más detalles sobre López.

Los peticionarios criticaron, asimismo, que más de la mitad de los presos venezolanos no han sido juzgados y que el Gobierno de Nicolás Maduro pretende implantar un nuevo régimen penitenciario que, a su juicio, instalará la “tortura” en las cárceles.

El representante gubernamental, en cambio, afirmó que el Ejecutivo venezolano “está trabajando” para mejorar las condiciones de las cárceles, pero que la oposición no les “deja”.

“Estamos en una situación de insurrección nacional, estamos logrando que nos dejen gobernar”.

Advertisements