En Cuba hay Cubanismo

Image

Aquí en Venezuela ocurre algo similar.

Los comunistas, en su versión del siglo XXI, declararon la guerra económica hace casi tres lustros.

El ataque ha sido por aire, mar y tierra: han arremetido contra la propiedad privada industrial y agrícola mediante confiscaciones y expropiaciones; sometieron a las instituciones económicas del Estado, especialmente a una básica: el BCV; desarrollaron una legislación opresiva que desestimula la inversión privada  y concentra el poder en manos del Estado, una de las últimas monstruosidades fue la aplicación de la Ley del Trabajo redoblaron los controles (de precio, de cambio, de distribución de alimentos, fortalecieron el carácter punitivo de organismos oficiales, entre ellos el SENIAT y el Indepabis; acabaron con la meritocracia de los bancos y empresas públicas, -las tradicionales y las recientemente nacionalizadas- poniéndolas en manos de comisarios políticos del PSUV y del gobierno, quienes las han destruido y saqueado (lo que queda de PDVSA es un despojo y las empresas de Guayana fueron arruinadas). No existe arma letal de las utilizadas por los antiguos comunistas del siglo XX a la que sus pares venezolanos no hayan recurrido.

La ofensiva comunista, liderada contra la economía nacional dinamitó el aparato productivo, contrajo la capacidad de producir bienes y servicios internamente, hizo al país más dependiente de las exportaciones petroleras y más vulnerable de los vaivenes del crudo en los mercados internacionales.

Si Maduro no sale de Giordani,  lo arrastrará a él y al país al abismo.

En Venezuela hay Venelanismo.

Advertisements