Ni promesas, ni conciencia.

 

“EVENTUALMENTE UNO LEE COSAS EN DONDE SE PONE A PENSAR Y SE DICE ESTO ES PARA COPIARLO Y AYUDAR A DIFUNDIR,

ENTONCES RECURRE A SUS POSIBILIDADES Y SOLO COPIA Y PEGA”

 

El venezolano de a pie, la gente simple, los honestos, los ciudadanos, que no les sobra ni el tiempo ni el dinero, los que constituyen esa mayoría silenciosa, cómo no van a indignarse ante la escasez. Cómo los mismos que tienen la muy legítima ambición de vivir en paz van a entender que el gobierno dude en aplicarle la ley a los motorizados, cuando se trata de un gesto de orden público. Cómo van a respetar un presidente que recibe anuncios a través de un pajarito y dice tener corazonadas respecto al avión presidencial.

Cómo no van a mostrar su rechazo, cuando descubren que 1.3 toneladas de cocaína salen del aeropuerto de Maiquetía sin control alguno, mientras a los pasajeros se les registra hasta el último rincón por una GNB cuya divisa es humillar. Cómo no van al cabo del tiempo y por sus propias vivencias a desafiar a la justicia, si ésta no hace su trabajo. La administración de justicia, dejó de actuar en nombre del derecho, para hacerlo a conciencia ideológica. No es solo un asunto de derecho, también está la moral.

El derecho como fuente de la ley, ésta a su vez es la emanación de la política, y la política es gobernada por la ideología.

La rígida ley del Trabajo es otro patético ejemplo. Fue votada por gente que ni trabaja ni tiene problemas económicos, y que además ven en el empleador, en el patrono, un enemigo. ¿Dónde está la igualdad tanto enunciada? Un régimen que se dice de izquierda y legisla contra la libertad de las personas.

Todo un dogmatismo arcaico y demagógico. Ante la ausencia de una oposición política, la cual yace distraída y desinteresada, provoca decirles que echen un vistazo a la izquierda alemana y a la derecha también.

Ni promesas, ni conciencia. Maduro no tuvo necesidad de hacer promesas de campaña. Practica una política flotante, persigue con furia toda vía de libre expresión y con la misma saña miente cada vez que se dirige a la nación. El descrédito originario, que le asedia, se pone en evidencia en su desastrosa gestión económica. Es tal el descontento que suscita, que la crítica es generalizada, en el clima de insatisfacción se incluyen todos los ámbitos. Escasez, inflación, devaluación, desempleo e inseguridad. ¿Era urgente que Maduro metiera sus narices en el affaire Snowden? Todo al principio parece hecho para chocar, para molestar, para irritar, para provocar.

Maduro luce empeñado en sumergirse en la arena movediza del rechazo, de la reprobación. Una pretensión aún más ridícula viniendo de un político sin credibilidad, sin popularidad. Un desprecio por los asuntos prioritarios, con una arrogancia insensata, pretendiendo una supuesta continuidad, de algo que fracasó.

Sin sorpresa, todo le estalla en el rostro. Bien sean decisiones de orden económico, social o de política exterior. Todo se plantea y se implementa con el objetivo de crispar, lo cual no hace otra cosa que aumentar la decepción y el descontento producto de una política económica incomprensible.  

Su empeño por abarcarlo todo, en su política de destrucción, lo convierte en el blanco de las críticas que suscitan sus políticas, al punto que comienzan a recaer sobre él culpas de las cuales no es directamente responsable.

Eso en política, se llama una severa crisis de autoridad. Producto de una ambición desmesurada, de compromisos inabordables, de decisiones puestas en entredicho apenas afrontan el mundo real, una mayoría legislativa insuficiente y deshilachada y la perseverancia en mantener un discurso confuso.

Resultado, un país al borde de la implosión. Sin duda una obra suicida. El desastre ya no se anuncia, está presente y el responsable no se da por aludido.

@LDeLion

 

 


Por qué digo que Fidel es enemigo del Pueblo venezolano?

Imagen

Una vez que instaló la dictadura comunista en Cuba, se planteó como objetivo la toma del Poder Político venezolano por la vía de las armas; produjo en los años 60 y 70 invasiones armadas al país y durante casi dos décadas estableció una guerra de guerrillas apoyado por los ahora ministros y gobernadores quienes ayudaron a quitarle la vida a miles de compatriotas. Este comunista retrógrado envolvió a Hugo Chávez y lo utilizó para posesionarse del poder y del petróleo venezolano y así cumplir su sueño de sembrar el comunismo en el resto de Latinoamérica.

El problema de los venezolanos es que todo esto que luce hermoso en los miles de medios de comunicación del régimen, nos ha causado más de 150000 muertos, la destrucción del aparato productivo trayendo como consecuencia desabastecimiento y carestía de la vida, la fuga de miles de talentos a otras naciones, la destrucción de nuestra industria petrolera, un endeudamiento gigantesco con China que nos hace perder la Soberanía Nacional aunado a la invasión de unos 40000 milicianos cubanos.

Cuánto tiempo más van a seguir los militares permitiendo que los cubanos sigan cercenándonos las libertades constitucionales y destruyendo la economía para instalar un comunismo?

Los militares no pueden seguir poniendo de excusa que tienen una familia que mantener, que tienen responsabilidades de crédito, que les da temor o cualquiera otra que puede ser válida en cualquier ciudadano civil; quien se incorpora a la vida militar está consciente que su carrera es peligrosa y que se es militar para defender y proteger la Patria.

El juramento de graduación es contundente y claro: “Juro delante Dios y en presencia de la bandera defender la Patria y sus instituciones hasta perder la vida si fuese necesario”.

Hoy los venezolanos les demandamos que cumplan su juramento y si no, que cuelguen el uniforme, pues “No puede ser militar el cobarde” y necesitamos hombres y mujeres con coraje para restituir el Estado de Derecho y desalojar de nuestro suelo la bota invasora. Los venezolanos herederos de Glorias Libertadoras los vamos a lograr junto a ustedes o sin ustedes, es la hora de las definiciones.

Por una Venezuela Libre y de los venezolanos


La latita de maíz tailandés

Image

Dante Rivas… Sosteniendo en la mano una latita de maíz tailandés, cual Hamlet con la calavera de Yorick, se preguntaba:

“¿Qué nos pasó a los venezolanos que ahora importamos lo que éramos capaces de producir con las uñas hace 15 siglos?”.

No me asombraría que de profundizar en sus cavilaciones, concluya con una respuesta que, por trillada y predecible, a estas alturas del proceso resulta trivial:

La culpa es del imperio, fueron ellos quienes destruyeron la capacidad productiva de nuestros hermanos originarios.

Entonces, le sugiero a Dante que no desande 1.500 años. Le propongo que reformule su pregunta para que pueda ofrecer explicaciones pertinentes y útiles: ¿Qué nos pasó a los venezolanos que ahora importamos lo que éramos capaces de producir eficientemente hace 15 años?

Que responda: ¿Por qué las caraotas son dominicanas? ¿Por qué los pollos de Mercal vienen de Brasil? ¿Por qué la carne es argentina; y la leche y los quesos, uruguayos? ¿Por qué hay que enviar un avión a traer de urgencia papel toilet desde Bolivia? ¿Por qué traemos bauxita de Guyana y aluminio primario de Canadá? ¿Por qué debemos importar electricidad desde Colombia? ¿Por qué el café es ahora nicaragüense? Y el colmo, ¿por qué le compramos gasolina al imperio mismo?

Dante Rivas, hasta hace muy poco, formó parte de la cúpula (¿estará podrida como en la Dinamarca de Hamlet?) del Alto Gobierno Nacional. Por lo tanto, es corresponsable de las políticas que destruyeron la capacidad productiva de la economía del país, y que aquí en Nueva Esparta estrangulan al Puerto Libre.

A pesar de todo esto, el gerente estrella del equipo bolivariano de demolición de la economía nacional, con su cara bien lavada, ofrece que desde la Alcaldía de Mariño hará que Venezuela se convierta en un país autosuficiente para que no sea necesario traer desde Asia latitas de maíz tailandés.

Como diría Perucho Conde, ¡no mejora nada el enfermo!


Línea “0800-sabotaje”

Inspecciones a las empresas privadas para verificar sus niveles de producción, importaciones de alimentos colombianos y una línea “0800-sabotaje” para canalizar denuncias sobre posibles casos de especulación y acaparamiento, son parte de las medidas implementadas por el gobierno venezolano para combatir la escasez y la inflación.

La administración de Nicolás Maduro asegura que son consecuencia de una guerra económica librada por la oposición.

Cifras del banco central de Venezuela revelan que al cierre de agosto, 17 alimentos básicos como la leche y el aceite se ubican en la categoría de “serios problemas de abastecimiento” con un índice de escasez superior al 41 por ciento. El presidente Maduro denunció un plan de sabotaje mediante la reducción intencional de la producción.

En respuesta se creó un órgano superior para la defensa y el control de la economía y fueron incorporados los ciudadanos a través de la línea telefónica “0800 sabotaje” para denunciar especulación, acaparamiento y cualquier acción que atente contra el abastecimiento, entre otras acciones.

Pero la versión del líder de la oposición, Henrique Capriles, es otra. Capriles las acusaciones de sabotaje y denuncia que la escasez se debe a la falta de inversión.

Además, acusa al gobierno de haber acabado con la producción nacional

El presidente de Fedecámaras, la federación que representa a la empresa privada en Venezuela, Jorge Roig, aseguró que no tienen ningún tipo de inconvenientes en que se realicen estas inspecciones para verificar los niveles de producción.

Para Roig, las causas por las cuales no se esta produciendo en el país son “la falta de una adopción de medidas económicas, la falta de asignación de divisas y la falta de decisiones en material laboral que tienen a todas las empresas asfixiadas”.

Para el economista José Guerra, la culpa no es del empresariado, ni de los trabajadores, ni de los consumidores, sino del “propio gobierno con su propia política económica que se ha basado en el control estatal de la economía y ha asfixiado la economía de la gente y la iniciativa privada para producir y vender cosas en Venezuela”.

Maduro anunció la pronta creación de un nuevo sistema cambiario sin ofrecer mayores detalles, mientras, desde la Asamblea Nacional se prepara una reforma de la Ley de Ilícitos Cambiarios.

La ley actual prohíbe difundir el precio del dólar en el mercado negro, cuyo costo se calcula actualmente en siete veces más que el cambio oficial.

Esto Ocurre sol en Venezuela.


FABULOSO FIN DE SEMANA

Un hombre ya entrado en años, entra el fin semana a una joyería con una despampanante rubia a su lado.

Le dice al dependiente que desea algo especial para su amiga.
El joyero busca y le muestra un anillo valorado en $ 5,000.00 dólares
 
El hombre responde, “No. No. Yo quiero algo realmente especial”

Entonces el joyero va a su bodeguita especial y regresa con un anillo increíble.

“Esta es una joya valorada en $ 40,000.00 dólares” le dice.
 
Los ojos de la dama parpadean con brillo y su cuerpo tiembla de excitación.
El hombre, al darse cuenta de su reacción dice “Lo compro”

El joyero, entendiendo que nadie lleva tal cantidad en los bolsillos le pregunta

por la forma de pago. “Con cheque “ dice el viejo.
 
“Obviamente usted necesitará verificar que mi cheque es bueno.
Así que… acá lo tiene. El lunes llame al banco para verificarlo
y cuando esté todo en orden llámeme.
Yo pasaré el lunes por la tarde para retirar el anillo”

El lunes por la mañana el joyero lo llama terriblemente enojado.

“¡¡¡No hay ningún dinero en esa cuenta!!!” ‘

“Ya lo se, dice el anciano, pero ni se imagina el fabuloso fin de semana que me he pasado”

 
 

¿Ves?  No todos los de la tercera edad somos seniles ! ! !